HIMNO A TARA

 

¡Diosa Ugra-Tara,  sedienta de sangre,

que entre silbantes serpientes sostienes

el loto azul y la espada escarlata,

el bol de cráneo y el par de tijeras:

tu cuerpo oscuro de joven lozana

danza frenético sobre un cadáver

en blanco loto flotando en las aguas

que cubren todo tras el Gran Desastre!

 

Horripilantes, tu par de colmillos

blancos flanquean tu lengua vibrante;

tus firmes pechos se adornan de cráneos;

desde tu frente contempla el Espejo;

sierpes terribles adornan tu pelo,

apelmazado en revuelta coleta;

la piel de un tigre tu vientre preñado

cubre adornando tus bellas caderas.

¡Lanzas al aire tu risa espantosa!

¡Dando alaridos destruyes los mundos

ilusionarios de miedo y deseo!

 

¡Oh, Madre Tara, preñada de mundos:

mundos devoras,  preñada insaciable!

 

Tu libertad sólo un freno conoce:

Shiva, indefenso, se ha vuelto pequeño;

llanto de niño se eleva hasta el cielo;

envenenado, su vida peligra.

Tara, tu furia se aplaca al instante,

en tu regazo recoges al niño,

con blanca leche alimentas a Shiva.

¡A Shiva salva su Shakti tigresa!

 

¡Oh, Madre Tara, Kalika preciosa,

por tu favor rogaré en la Gran Cena!

 

Te ofreceré, sí, las cinco sustancias:

cúbreme tú con tu eterna clemencia.

 

Om Hrim Strim Hum Phat

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s