Blues

Con las luces de la noche

la tristeza llega.

 

Bofetada de terciopelo,

beso negramente dulce,

abre el corazón al olvido.

 

¡Ojos solitarios que ya no lloran!

 

En la habitación vuela, silenciosa.

 

 

A la luz del día,

a pleno sol,

la tristeza llega.

 

Sentimiento que

nos invade,

lo misterioso más allá

de nuestra razón

campa grandioso

por sus respetos.

 

¡Ah, lágrimas

que no llegan,

frialdad de los campos

cegados de sol!

 

¡Esto es lo que

importamos!

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s